Aug
5
2014

Fincas al alza

Con la llegada del verano y las salidas buscando puntos de destino que se asemejan a  aquello que soñamos para disfrutar de un verano inolvidable, unos en el campo, otros en la montaña, disfrutando de los deportes naúticos, de los deportes de aventura, de la tranquilidad y el silencio del campo, de los lances cinegéticos que pueden brindar tanto la caza mayor como la caza menor… quién más y quien menos se ha planteado o ha soñado con hacer realizar estos momentos.

Hace pocas fechas, uno de nuestros clientes nos preguntaba cómo hacer realidad uno de sus anhelos, de él y de su fincas-al-alzafamilia. Habían disfrutado de un fin de semana en el norte, concretamente en Asturias y habían quedado enamorados y totalmente prendados del verde de sus paisajes, de la pureza de de sus montañas y sus ríos y de la belleza de sus costas y playas, protegidas por imponentes y abismales acantilados. Habían soñado infinidad de veces con una casita cerca de la playa y con vistas al mar y decidieron que había llegado el momento.

Esto, unido a un repunte en el ánimo de los españoles, que les hace comenzar a pensar en inversiones de carácter personal y con el objetivo de disfrute propio, o para lanzarse a la puesta en marcha de pequeños negocios que girarán en torno a esas construcciones personales y peculiares como casonas antiguas, pazos, molinos o casas señoriales ha hecho que durante la época de verano en Rusticassigulares  continuemos con el ritmo de trabajo para satisfacer todas las demandas y necesidades de todos nuestros clientes, en lo que se prevé un verano “activo”.

Ese caso también se está dando, de una forma muy curiosa en el sur. Las fincas rústicas han ofrecido un aumento significativo en los movimientos y en el interés de inversores particulares para volcarse en algunos sectores como el olivarero, que sin duda, cotizan al alza por una serie de motivos que aseguran su subsistencia durante una serie de años.

Los comentarios están cerrados.

Sitios de interés