REFUGIO DE PIEDRA EN UN IDÍLICO BOSQUE DE ROBLES

REF
RSA374
Estado
Para entrar a vivir
Precio
590.000 690.000
14%
Superficie construida
210 M2
Superficie de terreno
51.000 M2
Dormitorios
3
Baños
2

Se trata de una finca de 51.000 m², con valla perimetral, que cuenta con una zona de robledal, con más de 2.000 árboles, y una zona de pradera, con huerto y que linda en 400 metros con la conocida Garganta Jaranda, un arroyo de montaña, con cauce todo el año, que baja desde la Sierra de Gredos hasta desembocar en el río Tiétar.

La variada orografía del terreno, con zonas de pendiente y praderas llanas, junto al cauce de la garganta, ofrece un precioso entorno para una antigua construcción de piedra, que fue rehabilitada como vivienda hace años, y a una casita que se utiliza actualmente como casa de aperos y que puede acondicionarse como vivienda.

La casa principal cuenta con 170 m² construidos, a ella se accede desde un porche con vigas de madera y preciosas vistas de la pradera y el río. En su interior encontramos un espacio diáfano con techos a doble altura, donde se distribuyen la zona de estar y la cocina con office; en la zona de salón destaca una acogedora chimenea de hierro fundido, ideal para los días más fríos; en esta planta además existe un cuarto de baño. Una escalera da paso a un corredor de madera en la planta superior, que distribuye 3 dormitorios y otro cuarto de baño.

La propiedad dispone de luz de la red pública, agua de pozo de sondeo legalizado, fosa séptica, conexión wifi y TV. La Calefacción es por energía eléctrica. 

La pequeña construcción de piedra, con unos 40 m², actualmente dedicada a almacén, puede rehabilitarse como casa de invitados.

Ambas construcciones están a 70 metros del cauce de la garganta, por lo que se puede  escuchar el agradable discurrir del agua desde ellas.   

Además del pozo de sondeo, la finca goza de dos manantiales que recogen sus aguas en una pequeña alberca, para agua de riego, y una agradable fuente de agua potable. Próximo al porche de entrada, se ha acondicionado un agradable cenador con barbacoa. Frente a la casa hay un acceso al cauce de la garganta con una zona apta para el baño.

En la zona de pradera hay diversos árboles frutales: avellanos, higueras, cerezos… y dos grandes magnolios además de otras especies de plantas ornamentales; dispone además de una zona para huerto. En la parte más alta de la ladera, junto a una zona rocosa de fácil acceso, se ha construido un depósito de agua. Desde este lugar, las puestas de sol y las vistas al horizonte, con Gredos al fondo, son inmejorables.

La propiedad es un lugar idílico, donde se puede disfrutar de total intimidad, en contacto con una exuberante naturaleza y a sólo 2 km. de distancia de Jarandilla de la Vera, uno de los pueblos más pintorescos y con mayor historia de esta privilegiada comarca cacereña.

Galería

Otras propiedades similares