REPRESENTATIVA FINCA CON CHALET DE PRINCIPIOS DEL S. XX

  • Excelente ubicación con vistas al castillo de Buitrago y lindando con el río Lozoya.
  • Finca
  • Madrid
REF
RSA297
Estado
Pequeñas reformas
Precio
1.300.000 1.500.000
13%
Superficie construida
1.700 M2
Superficie de terreno
3.300 M2
Dormitorios
9
Baños
5

La propiedad se sitúa a sólo 70 km. de Madrid, en las afueras del acogedor municipio de Buitrago, bajando el puerto de Somosierra y en el centro del valle del Lozoya.

El terreno ajardinado de 3.000 m² es una agradable pradera que linda con el río y está separada de éste por un muro de mampostería. Cuenta con un pozo de agua y dispone de una preciosa vista del río, con el pueblo amurallado al fondo, su puente viejo y el gran castillo medieval en excelente estado de conservación.

La vivienda principal fue levantada en 1940 por uno de los ingenieros que construyó la Nacional I como casa de recreo familiar, con un diseño típico de los chalets de la sierra madrileña de aquella época. La construcción es de mampostería de piedra con cubierta de teja árabe a dos aguas. Destaca un singular torreón en uno de los lados de su fachada, de planta cuadrada y tejado de pizarra que permite disfrutar de preciosas vistas del entorno.

La casa cuenta con 500 m² construidos distribuidos en 3 plantas. En la entrada principal de la planta baja, un porche con escalera de acceso da paso al hall en el que destaca una señorial escalera que se bifurca en dos brazos, esta planta cuenta además con salón, comedor, 3 dormitorios, un cuarto de baño, cocina con despensa, aseo de servicio y cuarto trastero. La planta principal alberga un hall que distribuye todas las dependencias: salón, comedor, 3 dormitorios, baño, cocina con despensa y terraza. En la segunda planta un distribuidor da paso a un despacho, biblioteca, 3 dormitorios, baño, salón y escalera de acceso al torreón que cuenta 41 m² por planta.

Frente a la casa principal hay un edificio de 137 m² y 3 plantas. La planta sótano tiene lavadero, cuarto de calderas y carbonera. La planta baja es la vivienda del guarda con porche, cocina, comedor, dos dormitorios y un baño. En esta planta se sitúa además el garaje. La primera planta es un espacio diáfano destinado a granero y almacén. A continuación de este edificio hay un patio con bajada a los sótanos y el invernadero.

Se trata de una excelente propiedad para disfrutar del magnífico entorno que ofrece el Valle del Lozoya y que, por su distancia con la capital, puede convertirse en vivienda de primera residencia, hotel rural o finca para eventos.

Galería

Otras propiedades similares