Oct
26
2014

5 consejos legales que debes saber antes de comprar una finca rústica

En la actualidad comprar una finca rústica  puede ser una gran oportunidad de inversión. Desde rusticassingulares.com sabemos que si la vivienda urbana ha bajado su precio de forma drástica desde que se inició la crisis, el mercado de la finca rústica ha sabido mantenerse muy bien pese a la bajada del 7% experimentada en los últimos años.

No obstante, antes de comprar una finca rústica es importante tener en cuenta algunas cuestiones para evitarte más de un quebradero de cabeza. No sería la primera vez que alguien compra un terreno de estas características y después de la compraventa se da cuenta de que está sujeta a algún tipo de carga o embargo o que tiene menos metros de los que se habían hablado. Es por ello que hoy vamos a darte algunos consejos legales para evitar sorpresas cuando llegues a la notaría a firmar la compraventa.

Consejos legales antes de comprar una finca rústica

  1. Por unos 4 euros puedes conocer de una forma sencilla las cargas o limitaciones de la finca rústica que estás pensando en adquirir.  Acude al Registro de la Propiedad correspondiente al término municipal donde esté situado el terreno y pide una nota simple registral. De esta forma, podrás saber  si existe alguna hipoteca o embargo que pueda afectar a la finca. Además, en la nota simple debe aparecer quién es el titular actual y las dimensiones de la misma.
  1. Acude al Registro de Arrendamientos Rústicos de la comunidad autónoma para saber si hay algún arrendamiento rústico sobre la propiedad. La cuestión es que muchas veces estos datos no han sido registrados, por lo que no está de más que preguntes entre los vecinos de la zona para saber si el terreno está siendo cultivado por un tercero.
  1. Saber con exactitud la superficie que tiene la finca. Para ello, pide una medición pericial, pero si queremos evitar este gasto, intenta conseguir un plano o certificado del Catastro y una fotografía del SIGPAC para que puedas verificar si la superficie que aparece en la nota simple del Registro es la misma. Pero ten en cuenta que el SIGPAC no es 100% fiable.
  1. Acude a la Comunidad de Regantes para preguntar si la propiedad e encuentra al corriente de pago de todas las cuotas de riego. De lo contrario, puedes encontrarte con una bonita sorpresa, sobre todo si tienes pensado usar la finca rústica para el cultivo.
  1. Solicita al vendedor los últimos cinco recibos de la contribución (IBI, impuesto de bienes inmuebles, etc.) y asegúrate de que hayan sido debidamente pagados.

 

Si tienes en cuenta todas estas cuestiones, las posibilidades de que seas estafado o de que te encuentres con problemas de impagos después de comprar la finca serán mucho menores. Y es que si adquieres una propiedad que acarrea innumerables gastos de recibos atrasados puedes acabar teniendo muchos quebraderos de cabeza y tener que gastar mucho dinero en juicios para demostrar que no te corresponde a ti pagarlos, con el tiempo que además esto conlleva.

Los comentarios están cerrados.

Sitios de interés