Feb
16
2016

Casas antiguas: rehabilitar con respeto

En los últimos años se ha puesto muy de moda reformar casas antiguas y muchos son los que han optado por esta alternativa en lugar de construir una vivienda nueva desde cero. Heredar o comprar una casa antigua y transformarla a nuestro gusto resulta fascinante, ya que siempre tendrá más personalidad que cualquier otra.

Actualmente podemos encontrar en el mercado auténticas oportunidades de fincas en venta y casas rurales baratas que con una buena rehabilitación pueden convertirse en magníficas viviendas. Siendo además una excelente inversión de cara a la posterior transmisión. A continuación te mostramos algunos ejemplos de casas rehabilitadas.

Exclusiva casona del siglo XIX (Asturias)

Casa palacio construida con piedra de sillería y maderas de gran calidad. Cuenta con una capilla, cuadras y aperos. Posee todos los elementos típicos de las casas de Asturias. Tras una laboriosa restauración, se ha conseguido una acogedora vivienda de tres plantas con amplios y luminosos espacios que respetan tanto la estructura interior como exterior de la vivienda, que se ha dotado de todas las comodidades actuales.

Lujo rústico con jardín y vistas (Segovia)

Situada en un precioso paraje, en un pueblo con mucho encanto, cuenta con dos plantas conectadas por una escalera construida por artesanos de la zona. Una propiedad de gran belleza que ha mantenido la presencia de la piedra, el barro de los suelos y la estructura original, pero dotada de todas las comodidades modernas.. Dispone de un amplio jardín con espectaculares vistas y porche exterior cubierto.

Lo que debes saber para reformar una casa antigua

No obstante, debemos estar preparados para las posibles sorpresas que podemos encontrarnos durante la rehabilitación, pues hay cosas que hasta que no comenzamos las obras no podemos prevenir. Además, hay que tener en cuenta que las reformas de casas antiguas suelen tener un precio más elevado. Si queremos conservar la estructura original, es importante elegir buenos materiales y contratar a un equipo de expertos en en este tipo de rehabilitaciones que puedan adaptar la construcción a las comodidades actuales sin que la casa pierda la esencia que ha mantenido a lo largo de los años.

Lo primero es la estructura

Un técnico debe valorar el estado de la estructura de la vivienda, en la medida de lo posible, para ver si es necesario reforzar algunas partes, qué podríamos tirar y qué no, qué se puede modificar…

Aislamiento térmico y acústico

Este es uno de los puntos básicos y el que muchas veces más encarece el precio final de la obra. Para que una vivienda pueda habitarse, debemos tener una mínima calidad frente al frío y el calor, y al ruido. Si vamos a invertir tanto dinero en rehabilitar una casa antigua, seguramente no querremos encontrarnos más tarde con problemas de ruido o de ineficiencia energética.

Las instalaciones

La mayor parte de las casas antiguas poseen tuberías de agua y gas obsoletas, al igual que el sistema eléctrico. Con lo cual, es necesario adecuarlas. Una buena opción es recurrir a sistemas de energía ecológicos. Las casas ecológicas suponen un gran ahorro de suministros y además seremos más respetuosos con el medio ambiente.

La humedad

Al tener tanto tiempo, las casas antiguas suelen tener problemas de humedad. Por eso, debemos encontrar una solución adecuada para evitar problemas más adelante.

En definitiva, rehabilitar o reformar una vivienda antigua es una excelente opción para tener una casa con carácter. Una casa realmente encantadora y sofisticada, con recuerdos y personalidades únicos. Pero antes es importante que un experto nos haga un análisis de costes. Esto no quiere decir que vaya a ser más caro que construir una nueva vivienda, solamente que es importante conocerlo de antemano.

Los comentarios están cerrados.

Sitios de interés