Sep
14
2015

8 Factores a tener en cuenta al comprar una segunda vivienda

Comprar una segunda vivienda es una excelente idea tanto para sacarle rentabilidad como para usarla como vivienda vacacional. Pero también es una de las mayores inversiones que una persona puede hacer en la vida, por lo que es importante acertar con la compra y buscar con tiempo para que nuestra inversión no traiga consecuencias que puedan darnos más de un quebradero de cabeza. Por eso, si estás pensando en comprar una segunda vivienda, hoy te traemos algunos consejos que seguramente te resulten muy útiles.

1. Hacer cálculos de todos los gastos

Hay que tener en cuenta que además del precio de la propia vivienda hay otros gastos adheridos a la compra. Si necesitamos financiación, debes valorar qué tipo de cuota es la que más te conviene y el plazo de años en el que te gustaría pagarla.  Pero al menos deberás contar con un 10% para hacer frente a los gastos y un 20% para la entrada.

2. Elegir la zona

Debes decidir si quieres comprar la casa en el casco urbano, en un pueblo o en un barrio residencial. Esto es de vital importancia si estás pensando en alquilarla como vivienda vacacional, ya que de comprar una casa en una zona de escasa demanda por muy barata que sea no es la mejor inversión.

Además, no tienes que centrarte en una sola zona, sino que puedes ampliar el radio de acción. Busca también en las zonas de los alrededores pero que cuenten con buenas comunicaciones tanto por carretera como por transporte público y donde las viviendas puedan ser más económicas. Hay lugares singulares, aislados del bullicio urbano que son ideales para este tipo de inversión, ya que el turismo rural gana cada día más adeptos. Incluso si vas a usarla como segunda vivienda, comprar una casa en la montaña es una excelente opción para poder descansar y desconectar de las preocupaciones y el estrés de la vida urbana, como esta preciosa finca en el corazón de los bosques de Suecia.

3. Tener en cuenta una posible reforma

Hay casas únicas que seguramente puedas pagar sin solicitar financiación, pero que pueden necesitar una reforma, por lo que es importante tener en cuenta este desembolso antes de proceder a la compra. De esta forma, podrás saber con seguridad si es una buena inversión. Hay determinados elementos de una casa que tienen un alto precio si es necesario reformarlos. No es lo mismo cambiar el suelo que tener que cambiar toda la instalación de fontanería y electricidad.

4. Tener en cuenta los costes de mantenimiento

Además de los costes de la compra y de la posible reforma, debes considerar los costes de mantenimiento. Tanto de la propia arquitectura y mobiliario de la misma como de los impuestos relacionados con ella. Pero además, hay fincas que precisan personal de mantenimiento para el jardín, la piscina, la limpieza de la casa, etc. Por eso, si quieres evitarte estos gastos, lo mejor es optar por una casa más pequeña.

5. Pide asesoramiento a una agencia inmobiliaria

En Rústicas Singulares realizamos un análisis de las necesidades de cada comprador y de los precios del mercado de la vivienda. Por eso, podemos encontrar la vivienda que mejor se ajuste a tus necesidades, en la zona que buscas y sin pasarte del presupuesto que habías pensado. Casas con estilo que te enamorarán a primera vista.

Los comentarios están cerrados.

Sitios de interés