Nov
5
2018

Ideas por las cuales plantearse comprar una casa de campo

El éxodo rural es un hecho. Las grandes ciudades contemporáneas están repletas de personas, en detrimento de unas zonas eminentemente rústicas que se han ido quedando obsoletas con el paso de las décadas. Los pueblos están muriendo y, sin embargo, las capitales del mundo crecen exponencialmente, absorbiendo pueblos colindantes y conformando una inmensa zona metropolitana.

La enorme demanda de viviendas urbanas ha provocado un descenso general en el precio de los alojamientos rurales. Sin embargo, a pesar de que todo lo campestre parece anticuado, lo cierto es que las casas de campo siguen teniendo un encanto especial. A continuación, varias razones para comprar una casa de campo:

 

 

La belleza de la naturaleza

La vida en la ciudad tiene sus cosas buenas, no lo podemos negar pero el ser humano, como todo animal, tuvo su origen en una simbiosis cuasi perfecta con su entorno. La relación actual entre seres humanos y su hábitat ha quedado relegada a un segundo plano. Tendencias como el consumismo, que llevan a una producción exagerada de bienes inútiles, han llevado al mundo occidental a perder casi por completo su conexión con la naturaleza.

Es una verdadera lástima que surjan nuevas generaciones que, a causa de los valores vacíos en los que las educan, no aprecien la preciosidad de un verde bosque, la majestuosidad de un escarpado risco o la señorial vista con la que nos deleita un prado nevado.

 

La perfección de la abstracción

Vivir para trabajar, no trabajar para vivir. La rutina nos está matando. Las enormes cargas de trabajo no nos dejan tiempo para disfrutar de lo verdaderamente importante. Y, el poco tiempo del que disponemos lo malgastamos pensando en el trabajo. ¿Cuánto tiempo dedicamos a nosotros mismos? Lamentablemente, menos del que deberíamos.

Las casas de campo ofrecen una oportunidad única para abstraerse de las banalidades de la vida. En el campo basta con un poco de leña y un buen libro para convertir una tarde corriente en algo muy especial.

 

El mejor lugar para comprar

En Rústicas Singulares disponemos de un sinfín de propiedades únicas e inmuebles rústicos en los que invertir nuestro tiempo: castillos, haciendas, fincas, pueblos abandonados, etc. Además, ofrecemos asesoramiento clave a la hora de buscar la vivienda ideal. Hay una casa de campo esperando ser aprovechada. Y nunca es tarde si la dicha es buena.

Los comentarios están cerrados.

Sitios de interés