Jan
27
2016

Oportunidades en la compra de vivienda usada

Aunque comprar una vivienda nueva es una opción muy atractiva, lo cierto es que la ausencia de oferta en las zonas de preferencia y el hecho de que los precios de la vivienda usada sean generalmente más baratas, hace que la mayor parte de los compradores terminen decantándose por esta segunda opción. No obstante, esto no quiere decir que las casas de segunda mano sean viejas, antiguas o destartaladas. En la actualidad, el 80% de las viviendas que se venden en España son usadas. Entendiéndose por nuevas aquellas que no han sido objeto de transmisión o en la que no ha transcurrido más de un año desde la finalización de la obra. Con lo cual podemos encontrar viviendas usadas sin estrenar, cuyo propietario actualmente es el banco por ejemplo.

Esta situación tiene mucho que ver con el estallido de la burbuja inmobiliaria provocó la paralización de la construcción de nuevas viviendas y la aparición de la banca que ha llevado a cabo una agresiva campaña de bajada de precios para liquidar sus activos inmobiliarios. En siete años la economía española ha pasado de construir 640.000 viviendas al año a menos de 46.000, según  cifras de la Sociedad de Tasación. Lo cual ha dado lugar a que la única alternativa a la vivienda nueva durante los últimos años haya sido el stock generado durante el “boom inmobiliario”. El cual ha pasado a considerarse de segunda mano al pasar a manos de la banca.

La principal ventaja es que, mientras que la vivienda nueva roza los 2.000 euros el metro cuadrado, la vivienda usada no llega a los 1.600 euros. Así pues, en la mayor parte de la geografía española, la única alternativa residencial para los compradores es la vivienda usada. En cualquier caso e independientemente del tipo de vivienda, lo cierto es que todo apunta hacia una continuidad en el ritmo de mejora de las operaciones de compraventa y hacia una recuperación del mercado inmobiliario.

La buena noticia es que gracias a la baja de precios de la vivienda de segunda mano, podemos encontrar excelentes oportunidades también en el entorno rural. Estamos hablando de casas únicas situadas en lugares privilegiados y que poco o nada tienen que ver con las viviendas que podemos encontrar el la ciudad. Por este motivo,  comprar una casa de pueblo supone una gran oportunidad de inversión, sobre todo si la finalidad es alquilarla para el turismo rural. Un sector que continúa al alza desde hace algunos años y que cada vez tiene más demanda. Es el caso por ejemplo de estas viviendas que te mostramos a continuación.

Exclusivo edificio en el casco histórico de Toledo

Se trata de una construcción singular de cuatro plantas de la que ya se tiene constancia en testimonios del año 1.368. Aunque ha sufrido diversas reformas a lo largo de los siglos, todavía conserva sus estructura  y las puertas originales. Destaca por su magnífica terraza en la planta superior desde la que pueden contemplarse los edificios más emblemáticos de Toledo y el entorno que rodea la ciudad. Por su ubicación y sus características es perfecto para convertirlo en un excelente hotel con encanto, lugar para evento o en varios apartamentos turísticos.

Castillo del siglo XIV en Guadalajara

Se trata de una fortaleza de 1.500 metros cuadrados construida en el siglo XIV y compuesta por una torre central con ventanas, balcones y matacanes. Rodeado de un recinto cuadrado rematado de almenas. El proyecto está basado en la rehabilitación y adaptación del Castillo para un hotel de lujo con categoría de 4 estrellas, destinado a un segmento de clientes que demandan servicios distintivos de calidad.

 

Los comentarios están cerrados.

Sitios de interés