CASONA MONTAÑESA ORIGINAL DEL SIGLO XVII

REF
RSA517
Estado
Para entrar a vivir
Precio
1.150.000
Superficie construida
371 M2
Superficie de terreno
5.300 M2
Dormitorios
5
Baños
2

Esta singular casa montañesa que data del siglo XVII, se encuentra totalmente rehabilitada y en perfecto estado de conservación y habitabilidad.

La construcción de piedra de sillería y ladrillo, cuenta con dos plantas más desván abuhardillado y presenta las características que este tipo de viviendas típicas de Cantabria: con tejado a dos aguas con grandes aleros, porche en la planta baja y la tradicional solana con barandilla de madera en la primera planta. En la fachada principal destacan las grandes columnas de piedra del porche y el arco de medio punto, formado por grandes dovelas de piedra que diferencia los espacios.

Sus 350 m² construidos albergan un distribuidor, salón con chimenea de 60 m², cocina con despensa y lavadero, comedor, despacho, 5 dormitorios y dos cuartos de baño. En el antiguo desván se ha habilitado una zona de estar diáfana de 80 m². La propiedad dispone de agua luz y alcantarillado del servicio público teléfono y conexión a internet.

En la parte posterior del edificio se ha acondicionado una zona de terraza, solada en piedra, con un porche acristalado y acceso a la piscina y solárium. Toda la casona está rodeada por un extenso jardín con pradera, donde se sitúan numerosas plantas y árboles ornamentales y autóctonos como un tejo, robles y acebos.

Los 5.300 m² de terreno que rodean la edificación, cuentan con cerramiento de piedra de sillería con verja de forja antigua en la zona de entrada y seto vegetal en el resto del perímetro. Dispone además de una caseta para herramientas construida en piedra de mampostería, un pozo con brocal antiguo, barbacoa y leñera.

En la zona más alejada del jardín y rodeando el terreno, cuenta con numerosos árboles frutales, como manzanos, perales, ciruelos cerezos, avellanos y castaños, uno de ellos centenario, de más de 20 metros de altura. 

El acceso a la propiedad está totalmente asfaltado desde la carretera hasta la entrada de la finca.

La ubicación de esta magnífica propiedad, a sólo 10 km. de Santander, es otra de sus ventajas. Se trata de un núcleo urbano donde desde la Edad Media se desarrollaron grandes señoríos, gracias a la proximidad con la capital. En la actualidad es una tranquila zona residencial donde aún se conservan numerosas casas señoriales que se han ido manteniendo a lo largo del tiempo.

 

Galería

Otras propiedades similares